0 Producto(s) - 0,00 €

Artículo(s) añadidos recientemente

No tiene artículos en su carrito de compras.
Comparar 0 Producto(s)
No tiene artículos para comparar.
Por montaje
  1. Inicio
  2. Por montaje
  3. Fregaderos Bajo Encimera

Fregaderos Bajo Encimera

¿buscas un fregadero bajo encimera?

En nuestra tienda online podrás encontrar una amplia variedad de modelos de fregaderos para su montaje o instalación bajo encimera. Disponemos de un gran surtido en cuanto a formas y tamaños para poder adaptarse a cualquier diseño de cocina.

Tanto si necesitas un fregadero bajo encimera moderno como si prefieres alguna opción más clásica tenemos la solución perfecta para tu proyecto.

Artículos 1 a 30 de 198 totales
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Artículos 1 a 30 de 198 totales
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5

Fregadero resina bajo encimera

Los fregaderos de resina bajo encimera, también denominados fregaderos de fibra o fregaderos sintéticos son hoy en día los preferidos por un gran porcentaje de clientes. En los últimos años los métodos y técnicas de fabricación han evolucionado en gran manera junto a la incuestionable mejora en la composición de los materiales utilizados dando como resultado una excelente calidad y acabado final del producto. Todo esto se ha conseguido con precios realmente ajustados consiguiendo encajar en cualquier presupuesto.

Además este tipo de fregaderas ofrecen una gran flexibilidad a los diseñadores de cocinas puesto que permiten la elección de una gama muy amplia de colores estándar o incluso también muchas marcas ofrecen la posibilidad de fabricar el fregadero con un color a la carta RAL o en los colores concretos que utilizan prestigiosos fabricantes de encimeras como Silestone o Compac.

El poder elegir cualquier color de fregadero permite combinar perfectamente con los muebles, armarios, estantes, azulejos, paredes u otros elementos de nuestra estancia.

Fregadero bajo encimera acero inoxidable

El fregadero bajo encimera de acero inoxidable es todo un clásico en las cocinas. A nivel de diseño y estética el acero es un material que combina bien con casi cualquier estilo tanto clásico como modernista.

Aguanta perfectamente los cambios bruscos de temperatura con los que nos podemos encontrar en el día a día al cocinar. Agua o aceite hirviendo, hoyas, sartenes, cazos y otros recipientes calientes no presentan un problema para el fregadero, aunque si es conveniente seguir algunos consejos y recomendaciones de mantenimiento y limpieza.

Según la forma y disposición de las cubetas, los modelos más comunes son los siguientes:

  • fregadero dos senos bajo encimera

  • fregadero bajo encimera con escurridor

  • fregadero cuadrado bajo encimera

  • fregadero seno y medio bajo encimera

Fregadero bajo encimera 40 x 40

El fregadero bajo de encimera 40 x 40 es quizá el estándar de medida más utilizado a lo largo de la historia. Es habitual encontrar esta medida en composiciones de sólo un seno o de doble seno. Otras medidas habituales en fregaderos de una solo cubeta pueden ser:

  • fregadero bajo encimera 45 x 40

  • fregadero bajo encimera 50 x 40

Como instalar un fregadero bajo encimera

Si queremos poner un fregadero bajo de la encimera deberemos tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar es hacer el corte del hueco necesario en la bancada o encimera. Hay que ser muy precisos con las medidas para que la instalación quede correcta. Por ello nuestra recomendación es siempre la de disponer físicamente del fregadero para evitar errores en la interpretación de los esquemas de medidas o encastre que facilitan los diferentes fabricantes.

El recorte es conveniente que lo realice un profesional del sector de la construcción o fontanería acostumbrado a realizar este tipo de trabajos y que además disponga de las herramientas adecuadas según el tipo de material a tratar: madera, granito, mármol, piedra, o cualquier otro compuesto.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la de fijar de forma efectiva el fregadero a la parte inferior de la encimera. Esta labor podrá hacerse de diferentes formas en función del material de la bancada y de los accesorios de montaje que nos facilite el fabricante.

Fijación fregadero bajo encimera

El sistema de fijación de un fregadero por bajo de la encimera irá en función de como haya sido fabricado y también de las preferencias del profesional instalador. Muchos modelos vienen provistos de fábrica con grapas o algún otro kit de anclaje que permiten anclarlo a la bancada o encimera mediante tornillos.

Hay muchos instaladores que prefieren usar en su lugar algún tipo de pegamento adhesivo o silicona para pegarlo por debajo de la bancada.

Es importante que la fijación a la encimera quede completamente segura, puesto que si no se hace correctamente se corre peligro de que la fregadera llegue a descolgarse a consecuencia del peso que podamos depositar sobre la cuba (ollas, sartenes, agua, etc...). Por ello, cuando se trata de medidas de fregaderos grandes de ciertas dimensiones se recomienda, además de los anclajes o productos adhesivos, utilizar una barra de sujeción especial para asegurar la correcta instalación. Estas barras de sujeción suelen ser extensibles en anchura para ajustarse a la medida necesaria. Las ofrecen muchos fabricantes de forma opcional al hacer la compra del fregadero.

Además de la fijación hay que asegurar el perfecto sellado de las juntas entre el fregadero y la bancada mediante algún tipo de silicona o sellador para evitar cualquier posible filtración de agua, líquidos o acumulación de suciedad.

Ventajas e inconvenientes de los fregaderos bajo encimera

Podemos citar algunas ventajas e inconvenientes que pueden tener los fregaderos bajo de encimera que se instalan bajo la bancada. Una ventaja para muchos clientes y clientas es por pura estética. En un fregadero montado bajo encimera solo queda visible la cubeta del fregadero y la zona del escurridor en caso de que lleve, quedando oculto cualquier borde. De esta manera tenemos la sensación visual de que el fregadero forma parte de la encimera.

Este tipo de instalación tiene también la ventaja de que facilita las tareas de limpieza del banco de cocina evitando la acumulación de residuos o suciedad en las juntas de unión.

Como uno de los inconvenientes podemos citar la instalación que resulta algo más compleja que la instalación de un fregadero sobre encimera. El canto que queda en el hueco cortado de la encimera debe quedar perfectamente terminado. Este aspecto también implica tener un mayor cuidado y precaución al depositar objetos en la cubeta, de no golpear el canto del banco que podría producir algún daño.